La marca del Rombo alcanzó el centésimo triunfo este domingo en Alta Gracia con Leonel Pernía, también siendo el primero en la era Turbo.

Renault Sport es uno de los grandes protagonistas del automovilismo argentino, en especial del Turismo Competición 2000. Esta categoría nace en 1979 como una nueva alternativa dentro del esquema del deporte motor nacional, con autos propulsados por motores de 2 litros. En 1982 se produce el primer contacto entre la casa francesa y el TC2000, que dará vida a una riquísima historia llena de gloriosos acontecimientos.

Renault desembarcó en TC2000 con el R18 desarrollado por Oreste Berta, lo que además trajo aparejada una revolución: el debut de la tracción delantera. En 1984 llegaría la primera victoria, de la mano de Jorge Emilio Serafini en el mítico óvalo de Rafaela. Serian cuatro las victorias de la berlina, dos de Serafini y dos de Juan María Traverso, que daba los primeros pasos con la marca.

En 1985 hace su primera aparición el modelo más exitoso de Renault en el automovilismo argentino: la coupé Fuego. Daniel Mustafá fue su primer piloto, y hacia 1986, con el nacimiento del Equipo Oficial Renault, el auto pasó a ser el arma de la terminal. En ese entonces, se iniciaba la que no solamente fue la era más gloriosa del Rombo en TC2000, sino también quizás la época de oro de la divisional.

Con "el mago de Alta Gracia" como el gran artífice técnico, la Fuego arrasó. Primero en el campeonato 1986, con "El Flaco". Luego en 1987 con Silvio Oltra, cuya coupé era alistada por un equipo privado (Benavídez Competición), pero con asesoramiento de Berta. Y a partir de 1988, la "Era Traverso". El de Ramallo volvió a consagrarse ese año, en el que logró uno de los más recordados triunfos de todos los tiempos: en General Roca, la Fuego en llamas, y un Traverso que bajaba impoluto de su auto ante el estallido del público que se lanzó a la pista ante semejante final. En 1989 los integrantes del equipo oficial protagonizaron una reñida disputa por la corona: Traverso vs. Miguel Ángel Guerra, que quedó en manos del actual director deportivo de Renault Sport en STC2000. La regularidad de Juan María y la Fuego permitirían festejar sucesivamente los campeonatos 1990, 1991, 1992 y 1993. En total, la coupé Fuego cosechó 54 victorias en 8 temporadas, siendo el modelo de única generación más ganador en la historia de la categoría. La primera de ellas fue en 1985 con Ernesto Bessone en Las Flores, y la última sucedió en Resistencia (Chaco) en 1993, con Miguel Ángel Etchegaray.

En 1994 llegaría el R19, cuyo primer festejo sería ese mismo año con Luis Belloso en San Jorge. El modelo sumó 11 alegrías (la última en La Plata 1996, con Omar Martínez) antes de que Renault decidiera retirarse del TC2000.

Gracias al cambio de reglamento de 2004, un auto del Rombo volvería a verse en pista: el Mégane, en forma semioficial. En 2005 el equipo asciende su estatus a oficial y en 2006 produce un cambio de rumbo. La primera generación de Mégane logró su primera victoria en 2008 con Guillermo Ortelli en Paraná (3 triunfos) y la segunda lo hizo en 2009 en San Martín (Mendoza) con Matías Rossi. El Misil también sería el dueño de la última victoria del Mégane II en 2010, en Potrero de Los Funes.

Otro golpe de timón abre la puerta al período actual de Renault Sport. En 2011 sale a escena el Fluence, y Ortelli fue el encargado de dirigirlo a su debut triunfal en Mendoza, inscribiendo la primera de 26 victorias hasta el día de hoy. Con el Fluence, Renault volvió al éxito y a dominar el Turismo Competición 2000, especialmente después del desdoblamiento que dio origen al Súper TC2000. Renault Sport se consagró campeón en 2017 y 2018, y anotó la victoria número 100 con Leonel Pernía en Alta Gracia el pasado domingo. No es la única marca histórica, ya que también el Rombo y Leo se convirtieron en los primeros vencedores de la era Turbo.

100 festejos, 10 títulos en Turismo Competición 2000. ¡Y vamos por mucho más!

Compartir