Con kilos, Facundo Ardusso y Leonel Pernía fueron protagonistas en una entretenida final de STC2000, peleando por los primeros puestos a lo largo de toda la competencia. El bicampeón arribó segundo, y el líder del campeonato fue tercero.

La capital entrerriana fue testigo de la más electrizante carrera de Súper TC2000 de la temporada, en la que Renault Sport sacó un gran resultado y en la que sus pilotos tomaron parte activa en la lucha por el triunfo. El mano a mano entre los punteros entregó un muy buen espectáculo y los escuderos de la marca que aspiran al título se llevaron puntos importantes: Facundo Ardusso estuvo a casi nada de alzarse con su segunda victoria en 2019, y Leonel Pernía lo siguió en el último escaño del podio.

Pese a la incertidumbre que rodeó la aplicación de kilos, ambos pudieron desarrollar el funcionamiento necesario para alcanzar el resultado obtenido. Tanto el equipo como los pilotos pudieron manejar de buena manera la situación, y el doblete asegura el liderazgo de Renault en todos los certámenes en juego.

La prueba libre que dio comienzo a la actividad dominical sirvió como referencia para los cálculos y estimaciones antes de la Final. A minutos de las 12:00 hs. el semáforo se apagó, y los Fluence GT movieron de gran manera, especialmente Ardusso, que saltó al primer lugar yendo por el sector externo. Pernía sólo cedió ante su compañero de equipo, sin embargo, su auto se puso de costado y se fue apenas afuera, aunque pudo recuperar la marcha en el quinto puesto.

El bicampeón pronto equilibró una pequeña diferencia sobre Matías Rossi, y Leo puso en el objetivo avanzar. Pronto se encontró con Facundo Chapur, con quien disputó un buen número de maniobras para arrebatarle la cuarta ubicación. Pasada la mitad de la carrera, Pernía alcanzó a Ricardo Risatti y nuevamente se encendió la lucha, con Chapur y con Matías Milla que quería avanzar desde la séptima plaza y también fue de los grandes animadores de la prueba.

Con una maniobra ajustada y al límite, el Fluence GT #3 se abrió paso ante Risatti y se quedó con el P3. Apenas por detrás, Milla batallaba con los Citroën de Chapur y Marcelo Ciarrocchi, y si bien pudo dar cuenta de ambos, poco después se pasó de los límites de pista y retrocedió al P7.

A dos vueltas del epílogo, se produjo la única neutralización. El relanzamiento vino en la apertura del último giro, y a metros de cruzar la meta, Ardusso fue superado por Rossi en la punta, lo que selló el resultado final. Facu llegó como escolta, seguido por Leo; Matías fue séptimo y Facundo Conta, que no tuvo una carrera fácil, fue decimocuarto.

Con estas posiciones en Paraná, Pernía manda en el torneo con 88 puntos; Ardusso marcha segundo con 72 y Milla es quinto con 36, mientras que Conta se encuentra duodécimo con 7 unidades. Entre Equipos y Marcas, Renaultpermanece al frente, con 172 puntos. La próxima escala, sexta del año, será entre el 19 y el 21 de julio en Salta.

Facundo Ardusso
“Me voy con bronca, un poco amargado. Después de hacer una excelente largada, tomar la punta y resolver bien la primera vuelta, lideré la carrera por 23 vueltas y en la última perdí por una gran maniobra de Matías. En la recta se me acercaba, en las curvas me alejaba, pero no podía descuidarme. Fui a fondo, sabía que estábamos más o menos en el mismo nivel, aunque sentía que él estaba un pasito por arriba. Miro el vaso medio lleno, largar cuarto y terminar segundo no está mal. Los kilos se sienten, y afectó los frenos en mitad de carrera en adelante. A trabajar para estar mejor en lo que viene, agradezco a todo mi equipo por este fin de semana”.

Leonel Pernía
“Siento que tuve un gran auto, para pelear adelante. Habíamos trabajado muy bien en la prueba libre por el tema del ritmo para la final, pero tenemos que ver bien por qué el auto perdió grip en el primer golpe de volante para entrar a la curva cuando Facu me lleva contra la cuerda tras su gran largada. Ahí ensucié un poquito la goma, y seguro el viento también tuvo algo que ver. Entro en semitrompo y por muy poco no perdí el auto, los reductores me ayudaron a no descontrolarme tanto. Volví y desde entonces fue atacar y atacar. La lucha fue fuertísima con Chapur y Risatti, cuando lo superé por primera vez rompí la llanta. En la segunda maniobra con Caito en la chicana, me tiro por dentro y se cierra, me hace ir arriba del piano y toco el cono. A juzgar por lo que pasó en la primera vuelta, me voy mucho más contento de lo que estaba en ese momento. Se dio esa carrera que todos estábamos esperando, con varios autos peleando por cosas importantes. Con los kilos pude avanzar, porque tuve un auto equilibrado, me fue mucho más complicado frenar y perdí acelerando”.

Compartir