CONTACTO
El Renault Alpine está de vuelta
16 de febrero de 2016
El presidente del Grupo Renault, Carlos Ghosn, presentó el nuevo prototipo del mítico deportivo de la marca.

Renault presentó el flamante Alpine Vision en su versión show car. Combinando elegancia, agilidad y autenticidad, esta coupé biplaza de motor central es en todos sus aspectos un verdadero Alpine. El Vision adelanta el estilo y la performance del deportivo de calle que se producirá en Dieppe (Francia) y será lanzado a la venta en 2017, inicialmente en Europa y luego alrededor del mundo.

 

ALPINE VISION, EL AUTO QUE SE ROBA TODAS LAS MIRADAS

 

En el regreso a sus raíces, Alpine eligió los caminos visitados por el Rally de Monte-Carlo en el sur de Francia, con el imponente marco de los Alpes para celebrar su retorno. Esta cadena montañosa –que dio a la marca su nombre–  ha influenciado naturalmente el estilo del show car Vision. El placer de poseer y conducir un Alpine siempre ha derivado del hecho de que la marca hace del cubrir todas las bases un valor destacado. El Alpine Vision es una coupé biplaza impulsada por un motor central que incorpora sus sellos distintivos en un paquete absolutamente contemporáneo. Su diseño sugiere lo que cada conductor podrá experimentar al volante de un Alpine: la exaltación y la emoción de conducir este auto, la agilidad de su porte ligero y elegante que hace firme foco en su esencia, y la autenticidad de un deportivo que llega para sumarse al ilustre linaje de los modelos Alpine. Esta novedosa versión promete mejorar cada paso de la experiencia, y el futuro modelo de calle sostendrá su marca registrada.

 

SENSUALIDAD Y ESTILO EXTERIOR

 

El Alpine Vision es lo último en autos deportivos: un vehículo elegante y liviano de alta performance, dedicado al placer de conducir en su más pura expresión. Desde su elegante capó, sus faros redondos dobles y sus laterales esculpidos hasta sus pronunciados pasaruedas traseros que se estrechan hacia atrás para formar una esbelta retaguardia que incorpora luces horizontales, éste es un verdadero Alpine en cada aspecto. El distintivo de la marca es visible sobre los pasaruedas delanteros y los parantes traseros, junto con otras sutiles referencias al legendario A110 y otros modelos icónicos.

 

El diseño del Vision apunta al desempeño y el estilo. Tanto en el exterior como en el interior, las formas y las tecnologías aplicadas son más destacadas. Sus llantas con forma de diamante sugieren elegancia y velocidad, las luces traseras elongadas incorporan un dispositivo lumínico en forma de X y el diseño de las ventanas traseras rinde tributo a la icónica forma popularizada por el A110 en aquel entonces. La agilidad y el espíritu de su conducción significan que el Alpine Vision está en su elemento especialmente en caminos sinuosos: característica propia de su esencia.

 

UN INTERIOR QUE INVITA A DISFRUTAR EL PLACER DE CONDUCIR

 

Desde el momento en que la puerta se abre, la pauta está marcada mientras el umbral de aluminio del auto – inscripto con el nombre de los diseñadores del show car – invita a su conductor a adentrarse en una creación única.

 

Empleando una combinación de cuero, tejidos de microfibra, aluminio y carbono, la cabina exhala una sensación de contemporaneidad. En un ambiente de alta tecnología, incluye características tomadas del mundo del automovilismo perfectamente integradas con otras que trasladan a otros tiempos. Por señalar un ejemplo, el control de apertura de puertas retroiluminado contrasta con el panel de cuero negro de la puerta, resaltado con costuras blancas. En la misma sintonía, los asientos deportivos cuentan con cinturones inspirados en la forma de los arneses de carreras, con hebillas de aluminio. El recubrimiento acolchado de cuero combinado con tejidos de microfibra entrega un acabado muy técnico y atractivo.  

 

Frente al conductor se ubica el panel de instrumentos que incluye un display personalizable debajo de un carenado de carbono. La pedalera en aluminio presenta un patrón de tres triángulos que simbolizan los picos alpinos. El volante de tres radios, también de aluminio, posee un robusto revestimiento de cuero negro, enmarcado por las levas para el cambio de marchas, y alberga un atractivo botón de arranque. Los controles principales están mejorados con la retroiluminación Alpine Blue, que también ilumina los conductos de aire. La consola central descansa sobre una prominente estructura de aluminio forrada de cuero. Contiene una tableta táctil multimedia acompañada de un cronómetro circular. Tomando elementos de la cabina de un avión, parece flotar dentro del habitáculo. El botón ‘Start’ es una tentación al alcance de la mano, que promete una inminente explosión sensorial.

 

UN DESEMPEÑO QUE SEDUCE: DE 0 A 100 EN MENOS DE 4.5 SEGUNDOS

 

Las líneas del Alpine Vision alimentan el deseo de poseer y manejar un auto de verdadero carácter. Detrás del volante, la precisión, la agilidad y la personalidad lúdica de su chasis se amalgaman para producir un cóctel cautivante. La diversión es intensa a cualquier velocidad. Tal automóvil, por supuesto, debe ser capaz de dar rienda suelta al explosivo potencial de su rendimiento y, en este aspecto, el Vision se corresponde con las expectativas. Yendo de 0 a 100kph en menos de 4.5 segundos, su fenomenal aceleración impresiona como cualquiera podría imaginar, y cumple el objetivo previsto para el modelo de calle que se viene. El motor turboalimentado de cuatro cilindros entrega su poder con un atractivo ronroneo y, gracias a su naturaleza ligera, cada kW de energía y cada Nm de torque está dedicado a la performance. Este placer de acelerar y sentir el óptimo desempeño está respaldado por un poderoso sistema de frenos.  

 

El show car Alpine Vision promueve una relación cercana y gratificante entre el conductor, su auto y el entorno. Es la naturaleza directa e intensa de este vínculo de tres partes lo que genera el placer que largamente ha estado asociado a la conducción de la gama Alpine.

 

Dándole carta blanca a la pasión

 

Mientras que el azul es el color tradicionalmente relacionado con el Alpine, de manera similar el blanco ha marcado varios momentos trascendentales en su historia. Un lote de emblemáticos Alpine ha presentado el color blanco como referencia visual, en particular las berlinettes A110 conocidas como ‘olímpicas’, que lucían una franja roja o azul en la carrocería. Este modelo comenzó a comercializarse en 1968, con motivo de la celebración de las tres medallas de oro ganadas por el esquiador francés Jean-Claude Killy ese año en los Juegos Olímpicos de Invierno en Grenoble, Francia. También el A110 1300G revelado en el París Motor Show de 1970 y el A110 1600S que ganó el Rally de San Remo en 1971 llevaron el característico color blanco.  Recordando las interminables capas de nieve sobre los picos de los Alpes, el blanco es hoy el color elegido para el Alpine Vision, símbolo de pureza, gracia, elegancia y renacimiento.

 
Comentar
 
Noticias relacionadas
 
Renault Sport Argentina, número 1 en ventas de vehículos R.S. a nivel global
 
 
Renault Sandero R.S. 2.0: Racing Spirit Limited Edition
 
 
Renault Sport rompe con lo establecido: vuelve la Coupé Mégane R.S.
 
 
Renault SANDERO R.S 2.0: Manejá la diversión
 
 
El Renault Alpine está de vuelta
 
 
Renault presenta un completo programa de competición
 
 
© 2018 RENAULT SPORT   -  www.renaultsport.com.ar  -  [email protected]