CONTACTO
RENAULT en TC2000 y STC2000
Renault es una marca histórica dentro del automovilismo argentino y, en particular, una de las más ganadoras en el historial del Turismo Competición.
 
A lo largo de los distintos procesos que tuvo la marca en dicha categoría se pueden contabilizar la obtención de ocho campeonatos argentinos. En aquella época, Renault presentó la coupé Fuego desarrollada por Oreste Berta, auto que luego se volvería imbatible durante una década.

Juan María Traverso (1986-1988-1990-1991-1992-1993); Silvio Oltra (1987) y Miguel Ángel Guerra (1989) fueron los hombres que se coronaron campeones manejando la mítica Fuego.

Posterior a ese brillante período la presencia de Renault siguió con otro modelo, como el R19, que también tuvo oportunidad de ser protagonista en manos de distintos pilotos como ser Omar Martínez, Daniel Cingolani, Miguel Etchegaray y Pablo Peón, por citar algunos nombres. Sin embargo, y más allá de lograr victorias, el R19 no pudo obtener ningún campeonato.

En el tiempo, decisiones empresariales y políticas de la empresa motivaron el alejamiento de la marca durante muchos años.

Ya entrados en la década del 2000, Renault decidió su retorno a la categoría apoyando la estructura comandada por Luis Belloso.

En pos de potenciar la competitividad de los Renault Mégane, desde 2006 el EF Racing dirigido por Edgardo Fernández es el responsable del desarrollo de los vehículos que Renault presenta en el TC2000 en forma oficial.

En esa temporada el sexto puesto final obtenido por Guillermo Ortelli fue un anticipo del potencial del equipo; que además tuvo en Lucas Benamo, en la segunda parte del certamen, al segundo Mégane entre los lugares de vanguardia.

Para el campeonato 2007, la dupla de pilotos conformada por Ortelli y Emiliano Spataro dio dura batalla por las posiciones del podio en todas las carreras de la temporada. Esto quedó rubricado con el cuarto lugar en el torneo de Ortelli y el sexto de Spataro.

Luego de dos años de trabajo, en el certamen 2008 el Renault Lo Jack Team fue protagonista excluyente de la competencia, disputando hasta la penúltima cita la posibilidad de ser campeón tanto de pilotos como de equipos. Con este buen trabajo el subcampeonato obtenido por Ortelli y el quinto de Matías Rossi dejaron en claro que en la temporada 2009 el único objetivo sería de lucha y cambio.
La temporada 2009 del TC2000 significó el debut del Mégane II en las pistas argentinas. La flamante unidad de Renault demostró rápidamente su buen nacimiento y desde las primeras competencias peleó por las primeras posiciones de la especialidad. No sólo el debut del auto marcó la temporada, sino también la difícil tarea de sustituir el talento y la experiencia de Guillermo Ortelli. Para su reemplazo se buscó juventud e ímpetu, por lo que el piloto elegido fue Néstor Girolami.
La buena semilla que lanzó al Megane II a la pista no alcanzó para pelear el campeonato contra los autos rivales que ya habían corrido durante todo el certamen anterior, y por ello en la penúltima cita del año el Renault Lo Jack Team perdió sus chances de luchar por la corona. Los cambios en los pilotos, el debut de un nuevo auto y las modificaciones en el staff técnico marcaron la pequeña diferencia de pelear el título. El año se cerró de manera brillante, con Matías Rossi como único piloto con reales posibilidades de pelearle mano a mano al campeón 2009, José María López.
En el certamen 2010 la apuesta de Renault fue una de las más fuertes. A la continuidad de Matías Rossi se le sumó la jerarquía de Juan Manuel Silva. El experimentado piloto chaqueño dejó al equipo que había representado casi en exclusividad en el TC2000 y se sumó a las filas del Renault Lo Jack Team. Lamentablemente en la pretemporada Matías sufrió una convalecencia que lo alejó de las pistas durante todo el verano y sin dudas esto marcó el año. El desconocimiento de Silva sobre el Mégane II generó que el camino de puesta a punto fuera por otro lugar al elegido por Rossi y ya una vez en el campeonato, con la limitación de pruebas, fue duro revertir el camino técnico elegido. Pese a esto, el equipo trabajó a lo largo del certamen y la recompensa llegó en la última carrera del año, donde Rossi se quedó con la victoria en Potrero de los Funes.
La temporada 2011 comenzó con un atractivo más y que era nada más ni nada menos que la puesta en escena del Renault Fluence, un nuevo modelo con el cual la marca del rombo tuvo excelentes resultados parciales.
Estos autos fueron conducidos por Guillermo Ortelli y Mauro Giallombardo, ambos protagonistas de un campeonato muy disputado. En el 2011 Guillermo Ortelli pudo coronar al Renault Fluence con su primera victoria en el autódromo Jorge Ángel Pena, en San Martín, Mendoza.
El resultado final de este año fue altamente positivo y a la vez cerró una etapa junto a Edgardo Fernández, quien fue el responsable de poner en pista a los vehículos oficiales de la marca en las últimas temporadas dentro del TC2000.

EL PASO AL SÚPER TC2000

En 2012, la división mayor del TC2000 comenzó a llamarse Súper TC2000, divisional con autos muy potentes, equipados con motores V8 y cambios con sistema paddle shift similar al que utilizan actualmente en la Fórmula 1. Renault apostó fuerte y contrató los servicios de la exitosa estructura de Víctor Rosso y Leonardo Monti.
Con Guillermo Ortelli, Leonel Pernía, Emiliano Spataro y Mariano Altuna como pilotos, el rombo fue de menor a mayor durante toda la temporada, peleó por el título de pilotos hasta la última fecha y capturó el campeonato de Marcas y Equipos. Además de este galardón, Renault cosechó una victoria, seis podios y dos victorias en Súper 8.
En 2013, Fabián Yannantuoni reemplazó a Altuna en la plantilla de pilotos y el Renault LoJack Team volvió a tener un excelente desempeño. Renault peleó por la triple corona hasta el cierre de la temporada y finalizó como subcampeón de Pilotos, Marcas y Equipos. Los Renault Fluence consiguieron tres triunfos (en el que se destacó el logrado en el Estadio Único de La Plata, única fecha del automovilismo argentino realizada en un estadio de fútbol) y otros tres podios.
Un año después, el encargado del equipo comenzó a ser el ingeniero Marcelo Ambrogio. Manteniendo a Pernía, Spataro, Ortelli y Yannantuoni como sus representantes en pista, el Renault LoJack Team peleó nuevamente por los tres certámenes del Súper TC2000 hasta el final y culminó el 2014 como Subcampeón de Marcas, Equipos y Pilotos con Pernía. Renault cerró el año con una pole position, cinco victorias en series, dos victorias en finales y otros ocho podios.
En 2015, Renault redobló la apuesta y a la estructura existente comandada por Ambrogio incorporó una segunda base, dirigida por Sergio Polze. Se aumentó la cantidad de vehículos en pista a cinco, con la llegada de Christian Ledesma y Facundo Della Motta. El trabajo de ambos equipos rápidamente puso a la marca en el plano competitivo y a fines de la temporada tanto Leonel Pernía como Emiliano Spataro arribaron con chances reales a la lucha definitiva por el campeonato. Por segundo año consecutivo Renault Sport se quedó con el subcampeonato de Marcas, Equipos y Pilotos de la mano de Pernía; y en total logró dos pole positions, cinco victorias en series, tres victorias en finales y otros siete podios.

 
© 2017 RENAULT SPORT   -  www.renaultsport.com.ar  -  [email protected]